Alimentación funcional, conoce todos los secretos

Los alimentos funcionales son aquellos que contienen sustancias beneficiosas para el organismo humano. Los componentes de estos alimentos afectan al cuerpo de forma muy positiva. Las sustancias más conocidas popularmente son las fibras, los antioxidantes, las vitaminas y los minerales, las bacterias ácido-lácticas y las sustancias excitantes y tranquilizantes.

La fibra

Es un hidrato de carbono que el organismo no puede digerir y que expulsa por medio de las heces. Se halla de forma natural en los vegetales, las legumbres, la fruta fresca y desecada, los frutos secos y los cereales.

La fibra favorece el tránsito intestinal y previene el estreñimiento y las hemorroides. Además, ingiriendo alimentos con fibra se logra una sensación de saciedad muy recomendable en los casos de las dietas hipocalóricas.

De forma artificial se pueden encontrar alimentos enriquecidos con fibra en las galletas, productos lácteos, cereales y el pan.

Los aminoácidos y los ácidos grasos insaturados

Los aminoácidos se encuentran en las carnes, pescados, huevos, cereales, legumbres y frutos secos. De forma artificial se pueden encontrar en los productos específicos para los deportistas. Esta sustancia ayuda a mitigar problemas en el sistema nervioso e inmunológico. Regulan el sueño, controlan el nivel de estrés y refuerzan las funciones inmunológicas.

Entre los ácidos grasos insaturados encontramos dos tipos: las mono insaturadas y las poli insaturadas. Los ácidos grasos mono insaturados más conocidos se encuentran el aceite de oliva virgen, las olivas y el aguacate. Entre los ácidos poli insaturados se encuentran los ácidos Omega-3 y Omega-6. Estos ácidos grasos se hallan en los aceites de girasol y de maíz, en los frutos secos y en las margarinas vegetales.

Ambos ácidos grasos protegen contra las patologías cardiovasculares. Los monos insaturados reducen el colesterol “malo” y aumentan el colesterol “bueno” y los poli insaturados reducen los triglicéridos. Alimentos enriquecidos con Omega-3 como la leche con las galletas o los huevos, reducen el riesgo de padecer un trombo ya que son alimentos vasodilatores.

Vitaminas y minerales

Las vitaminas y minerales son esenciales para el organismo. Su deficiencia puede provocar enfermedades muy graves. Las vitaminas como la B1, B2, B12, A, D, ácido fólico y la niacina, son esenciales para el perfecto desarrollo y crecimiento del ser humano.

El ácido fólico es especialmente importante durante el embarazo ya que ayuda a prevenir la espina bífida. La vitamina D es importantísima a la hora de fijar el calcio en los huesos y dientes; los niveles adecuados de yodo evitan que los niños puedan sufrir problemas en su crecimiento y en su desarrollo mental. El hierro es vital para la anemia.

Los alimentos que aportan una gran cantidad de vitaminas y minerales son los cereales, las margarinas enriquecidas y los productos derivados de la soja.

Alimentos probióticos

Estos alimentos contienen bacterias ácido-lácticas que son microorganismos vivos con efectos muy positivos en la salud. Gracias a estos microorganismos se consigue regular el tránsito intestinal y se potencia, además, el sistema inmunológico. Se pueden encontrar en los yogures, leches fermentadas y en los quesos enriquecidos con bífidos.

Desirée R.A.

Más Terápias Alternativas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.