El cigarrillo electrónico podría salvar cientos de vidas según la Unidad Nudge

En un intento de reducir el número de muertes al año producidas por el consumo de tabaco, la Unidad Nudge en el Reino Unido intenta buscar una fórmula para animar a los fumadores a utilizar el cigarrillo electrónico que aunque libera nicotina, no forma parte de sus componentes sustancias cancerígenas que terminan provocando la muerte.

El periódico online The Guardian se hace eco de la noticia

El periódico británico The Guardian publicó en el mes de septiembre un artículo sobre dicho tema. Según podemos leer, el equipo de Comprensión del comportamiento o Unidad Nudge busca la manera de que se adopten las nuevas tecnologías en lo que a tabaco se refiere para ayudar a los fumadores a dejar este hábito, ya que forzarlos a dejarlo de la noche a la mañana parece no funcionar.

Sólo en el Reino Unido, diez millones de personas fuman y ochenta mil pierden la vida al año a causa del tabaco. Es probablemente por este motivo que el informe anual de la Nudge Unit refleja la importancia de conseguir un marco regulador para la utilización de los cigarrillos electrónicos así como otros productos que se utilizan de forma alternativa a la nicotina.

Esta unidad cree que si estos productos fueran lo suficientemente atractivos para animar a los fumadores a su consumo se podrían salvar muchas vidas potenciales además de hacer constatar su disconformidad con países como Canadá, Brasil o Australia donde los cigarrillos electrónicos están prohibidos.

La opinión de los especialistas

El profesor de epidemiología de la Universidad de Nottingham, John Britton declaró al periódico británico que en la actualidad existen varios dispositivos en etapa de desarrollo dentro de lo que se conoce como productos Smokeless, el problema es que muchas compañías que están desarrollando dichos dispositivos estaban esperando su finalización hasta que estos productos se encuentren controlados como un medicamento farmacológico.

Para que un medicamento sea considerado un fármaco, el fabricante tiene que realizar una declaración de propiedades saludables. Los sustitutos actuales de la nicotina se venden como fármacos, sin embargo el cigarrillo electrónico no está considerado como tal ya que los fabricantes no realizan dicha declaración y así pueden ser vendidos libremente, sin restricciones, aunque con el hándicap de muy poca o ninguna información a lo que seguridad y normativa se refiere.

El profesor Britton comenta que ellos lo que buscan es que todos los productos que incluyan nicotina estén regulados por una misma normativa.

La MHRA y la Unidad Nudge

La Agencia Reguladora de Productos Medicinales y Cuidados de la Salud (MHRA) está estudiando la posibilidad de aprobar dicha normativa. Si dicha agencia realizara un dictamen favorable, todos los productos sustitutivos del tabaco podrían estar en las tiendas al acceso de cualquiera.

El responsable de la Unidad Nudge declara que están seguros que esto funcionaría lo suficiente como para evitar la muerte de muchas personas además de ahorrar al gobierno una cantidad considerable de dinero.

Desirée R.A.

Más Terápias Alternativas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.