La Brújula en Feng Shui

Todo el mundo conoce el significado de una brújula en su justa medida pero no todo el mundo puede decir que sepa lo que es en Feng Shui, en la práctica atribuida a los chinos desde antaño. Este instrumento orientativo esencial para encontrar la dirección espacial exacta, en Feng Shui se dedica además de orientar, al estudio del paisaje (con todo lo que sus diversas formas y elementos contienen) y los aspectos matemáticos que las ordenan tanto en tiempo como en espacio. En Feng Shui, las direcciones y el magnetismo terrestre adquieren otra dimensión.

La brújula nació gracias a los chinos, así como el Feng Shui pero no lo hicieron de forma conjunta, ya que más tarde se unieron. Sin embargo, en Occidente, no hemos conocido este maravilloso y necesario invento hasta mucho después de su utilización en los viajes épicos de la humanidad.

El uso de la brújula es universalmente conocida y no contempla ningún tipo de complejidad, tan sólo calcular y tener en cuenta las mediciones y precisiones. Muchas personas no entienden por qué la brújula se acerca al Feng Shui y para comprenderlo, primero es necesario conocer en qué consiste dicho arte milenario chino.

Qué es el Feng Shui

Conocido desde sus inicios gracias a la población china que investigó arduamente para conseguir una serie de elementos fáciles de utilizar y accesibles favorables a las energías del planeta.

Tal como su nombre indica, Feng significa «viento» y Shui significa «agua». Ambos vocablos forman dicha filosofía oriental que se puede aplicar en múltiples ámbitos de la vida, como la decoración de interiores y exteriores, arquitectura y jardinería, por ejemplo.

En Occidente no está del todo aceptado pero poco a poco va haciéndose un hueco entre aquellos que se dedican a diseñar y elaborar planos con la ayuda de expertos y asesores de esta nueva técnica.

Brújula tradicional en Feng Shui

El tipo de maquinaria más utilizado es el Luo Pan, compuesto de un sistema de aguja móvil y un plato externo completo de información que se ajusta de forma manual. Esta brújula posee 2 hilos que cortan el plato en 4 secciones, de manera que indica con total precisión la lectura simultánea del frente, asiento y ambas posiciones laterales, atendiendo a los 4 animales protectores con los que cuenta el Feng Shui para llevar a cabo su práctica.

Si observas una brújula tradicional Luo Pan podrás comprobar que además de la aguja magnética central, también conviven varios anillos concéntricos informativos en los que se inscriben relaciones como los 8 trigramas, las 8 orientaciones, las 24 direcciones o montañas, datos astrológicos como las 28 constelaciones, los troncos celestes, las ramas terrestres y otros muchos conceptos que se aplican en el arte del Feng Shui.

Evidentemente, con el paso del tiempo y la revolución tecnológica que estamos experimentando, es fácil encontrar brújulas tanto analógicas como digitales. Estas últimas, ya muy sofisticadas, ofrecen lecturas al momento, rápidas, reales, exactas y con un margen de error mínimo.

Aquellos que se atrevan a estudiar las brújulas en Feng Shui, descubrirán un mundo fascinante y muy amplio que les aportará resultados en su vida de forma muy amena, divertida y real.

Más Terápias Alternativas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.