Alergia a los ácaros. Síntomas, prevención y soluciones

Una de las alergias mas comunes es la que se sufre a consecuencia de los ácaros, bien para el que la tenga diagnosticada como para el que no, es de gran utilidad conocer sus síntomas, saber cómo prevenirla y las diferentes maneras de combatirla.

¿Que hay que saber?

Los ácaros del polvo están presentes en todos los hogares, se les denomina organismos microscópicos que se multiplican con gran facilidad sobre todo en las casas húmedas y cálidas. Se alimentan de las escamas cutáneas de los humanos, es por ello por lo que se encuentran principalmente en colchones, almohadas y cojines, que es donde se deben extremar las medidas de prevención para sobrellevar de la mejor forma posible los molestos síntomas de la alergia.

Síntomas

Los síntomas más frecuentes suelen ser: estornudos, picor de nariz, conjuntivitis, rinitis y en ocasiones, pero no siempre, se acompaña de asma y dificultades respiratorias.

Consejos para su prevención

Para eliminar los ácaros domésticos causante de este tipo de alergia, se puede tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • Airear las habitaciones cada día.
  • Sustituir el colchón antes de los 10 años y evitar colchones de plumas.
  • Utilizar fundas anti ácaros para los colchones y almohadas.
  • Lavar frecuentemente alfombras y peluches, aunque es aconsejable evitarlos.
  • Si se es alérgico, no se deben tener mascotas como perros y gatos, ya que son portadores del ácaro.
  • Intentar mantener en el hogar una atmósfera seca, con un cincuenta por ciento de humedad relativa y una temperatura que no sea superior a los veinte grados.
  • El uso de un ozonizador anti ácaros o purificador del aire mediante iones negativos.

Soluciones prácticas anti ácaros

Algunas de las soluciones más prácticas y efectivas, son pautas diarias como:

  • Utilizar un paño húmedo o el aspirador para la limpieza diaria de la casa, el aspirador es conveniente que sea de agua y si no es así, revisar y cambiar frecuentemente el filtro.
  • Se puede recurrir al uso periódico de un acaricida.
  • Para la elección de estructuras y cabeceros de la cama, es mejor decantarse por los que no lleven acolchado, así como somieres de láminas de madera.
  • En cuanto a las paredes, es recomendable utilizar una pintura lisa y lavable e intentar evitar las paredes empapeladas y el estucado.

Estos pequeños consejos y pautas nos ayudarán a que los ácaros del polvo disminuyan, así como la aparición de los síntomas que producen.

Desirée R.A.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.