Colorterapia

Cuando decimos colores alegres o colores tristes, en realidad, estamos atendiendo a una ley natural sin apenas darnos cuenta. El color forma parte de nuestra vida, está en todas partes, en nuestros pensamientos, en nuestros sueños, en todo. Por ello, surge un método que se basa en la armonía de los colores para estabilizar la salud y a partir de ahí, tratar trastornos físicos, mentales y emocionales, la Colorterapia. Por mucho que no queramos verlo, todos los colores que nos rodean están asociados a momentos, ritos y profesiones y están en continua comunicación con nosotros. Analiza cómo tu cuerpo y tu mente pueden volver al equilibrio poniendo en práctica un lenguaje universal que, siendo no verbal, transmite un mensaje directo a nuestro inconsciente.

Qué es la Colorterapia

Se trata de una técnica que utiliza la combinación de colores de forma armónica para conseguir el equilibrio mental y físico de nuestro cuerpo. Dolencias, enfermedades, trastornos emocionales, etc., podrían ser aliviados gracias a una buena elección del color de los alimentos que tomamos.

Su éxito puede llegar a ser muy útil cuando se le combina con otras terapias, pues el objetivo de la colorterapia es retornar al cuerpo el balance armónico y devolver el equilibrio necesario para tener una vida sana y feliz.

Importancia del color

Da igual que sea verde, rojo, naranja, amarillo, azul, índigo y violeta. Cualquiera de éstos, son los tonos que se corresponden con los 7 chakras del cuerpo humano. Las tradiciones místicas que tratan del aura humana afirman que ésta se compone de capas luminosas que nos rodean. Cada tonalidad representa una parte de nuestro ser. Por ello, si alguna de ellas aparece atenuada u oscurecida quiere decir que el ámbito correspondiente de nuestro organismo está desequilibrado.

De hecho, muchos alimentos coinciden en las propiedades nutritivas que aportan al organismo. Por ejemplo, el color rojo o anaranjado en el mundo vegetal (hortalizas, frutas, verduras) se debe al contenido de carotenos, precursores de vitamina A y antioxidantes. Es por ello, que se asocian estos tonos a la vitalidad. Demostrado científicamente, además.

En muchos casos, el color lo proporcionan los propios componentes de los alimentos. Así, aquellas frutas o verduras que coinciden en tonalidad contendrán vitaminas, minerales y otros nutrientes similares, que aporten a nuestro organismo unos beneficios tales como mejora del ánimo, vitalidad o alegría.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.