Terapia alternativa: la Acupuntura

La medicina natural y alternativa se está convirtiendo en la protagonista de este siglo desbancando por completo a la medicina tradicional. La clave está en los grandes beneficios que tiene para la salud sin estar expuestos a efectos secundarios, a veces, más perjudiciales que la propia enfermedad en cuestión a la que sometemos un tratamiento. La Acupuntura, conocida como medicina china, tiene mucho éxito en el mundo occidental porque estimula la habilidad del cuerpo a resistir o a vencer enfermedades corrigiendo desequilibrios más internos que la provocan. Hay cosas que no sabes de la acupuntura que necesitas descubrir que van más allá de pinchar con unas agujas en puntos concretos del cuerpo.


Los puntos de la acupuntura

Hay muchas teorías de cómo funciona la Acupuntura. Cuando los punto de Acupuntura son estimulados, causan un dolor sordo u otras sensaciones en el músculo. Una teoría dice que el músculo estimulado y las neuronas sensoriales mandan un mensaje al sistema nervioso central (el cerebro y la columna dorsal), causando la emisión de endorfinas (elementos químicos naturales que quitan el dolor) y de otros neurotransmisores (elementos químicos del cuerpo que modifican los impulsos de las neuronas), que ayuda a bloquear la llegada del mensaje del dolor al cerebro y también tienen otros efectos regulatorios.

Sin embargo, otros expertos creen que este tipo de terapia funciona transmitiendo señales a través de las fascias, que son vainas finas que contienen todos los músculos del cuerpo. Es importante que sepas que los puntos de acupuntura tienen una resistencia eléctrica mas baja que las áreas alrededores, teniendo en cuenta que el funcionamiento del cuerpo parte de sistemas eléctricos.

Hay cientos de puntos de acupuntura (llamados acu-puntos) a lo largo de los 14 mayores meridianos, o vías que llevan energía del cuerpo. Los médicos Chinos del siglo dieciséis usaban el termino “Qi” (pronunciado “chi”) para describir la energía que circula por estos puntos concretos. La creencia de que las enfermedades son causadas por una interrupción de la Qi, que causa un desequilibrio de energía y es ahí donde la acupuntura es la reina para corregir este desequilibrio devolviendo al cuerpo su perfecta armonía. La Medicina Tradicional China cree que los meridianos del cuerpo están unidos con las orejas directa o indirectamente. Por esa razón, hay muchos puntos en las orejas que si se estimulan pueden curarse muchas enfermedades.

Tipos de Acupuntura

Para llevar a cabo una buena terapia de Acupuntura, hay que comenzar por estimular los puntos destinados a ello y se puede hacer de múltiples formas: mediante la inserción y retirada de agujas, la aplicación de calor (llamado moxibustion), el rayo láser, la estimulación eléctrica, las pastillas adhesivas o con una confinación de estos métodos.

1) CON AGUJAS: es la más habitual y la más conocida. El terapeuta no toca la aguja durante la inserción porque este proceso debe ser impecablemente higiénico pero es cierto que esta forma exige una gran habilidad del acupuntor. Este pinchazo no duele si se realiza con gran habilidad y rapidez. Pero si se pincha fuera de los puntos o meridianos tampoco se obtendrá ningún resultado, por eso está importante la precisión del acupuntor.

2) PASTILLAS ADHESIVAS: después de las agujas, son las más conocidas porque son semillas de mostaza que se adhieren a varios puntos de la oreja con un esparadrapo. Esta terapia tiene efecto continuo, es segura, cómoda y aplicable en el tratamiento de dolencias pediátricas. Este método es muy adecuado para los pequeños pacientes.

3) MOXIBUSTION: esta técnica se realiza aplicando calor en determinadas partes del cuerpo por medio de conos o cigarros de “moxa” ardiente (hojas secas de artemisa en polvo). El calor penetra profundamente y con ello se consigue limpiar los canales, eliminar el frío y promover la función de los órganos.

4) ELECTROACUPUNTURA: consiste en realizar la punción con estimulación de corriente eléctrica.
Tiene tres ventajas: evita esfuerzos a los terapeutas, ahorra a los pacientes posibles problemas por una mala manipulación de la aguja y la estimulación se puede intensificar o reducir según las necesidades.

5) LASER: se utiliza para aplicar calor en los puntos de la oreja y tratar trastornos oculares, hipertensión, arritmia, aftas y abandono de tabaco. No produce ni dolor ni lesiones, por lo que se puede utilizar con ancianos, embarazadas y niños.

6) VENTOSAS: es menos conocida porque se practica aplicando unas ventosas que tiran de la piel con efecto ventosa.

Para qué sirve la Acupuntura

Una vez que el cuerpo restablece la armonía eliminando el estrés causado y el desequilibrio que provoca la aparición de enfermedades y dolencias, conseguimos combatir enfermedades como:

– Insomnio

– enfermedades mentales

– epilepsia

– angustia nerviosa y/o ansiedad

– enfermedades respiratorias

– trastornos digestivos

– problemas ginecológicos

– problemas musculares como: artritis, bursitis, ciática, espasmos musculares, tortículis, etc.

– Rinitis y sinusitis

– Otros: control de peso, obesidad, alcoholismo, adicción a las drogas, rejuvenecimiento facial…

Una terapia alternativa que se basa en métodos naturales siempre es una buena opción. Apuesta por tener una buena salud sin correr riesgos.

Comprar Alfombra Acupuntura AcupressMat al mejor precio: 19.34€

Más Terápias Alternativas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.