Conseguir lo que nos proponemos

¿Cuántas veces nos hemos propuesto algo y no lo hemos cumplido?

Algunas, varias, muchas. Pero, ¿por qué?

Algunos creen que es porque no tienen disciplina. Otros creen que es porque se proponen cosas muy difíciles. Otros que el mundo está en su contra.

Probablemente todos tengan parte de razón (excepto el del último grupo, de esos hablaremos otro día) pero lo que muchas veces nos sucede es que no nos fijamos adecuadamente el objetivo.

Quiero adelgazar, quiero ahorrar, quiero viajar más.

Demasiado….impreciso.

A menudo cometemos el error de dejar nuestros objetivos en el aire. No somos lo suficientemente específicos con ellos y no sabemos cómo medirlos.

¿Si no sé hacia dónde voy, cómo sabré que he llegado?

Muy fácil; no lo sabrás.

Existen varios métodos que ayudan a cumplir los objetivos, uno de los más conocidos es el que está detrás del acrónimo MARTE (SMART en inglés) según el que se recomienda que un objetivo sea Medible, Alcanzable, Retador, Temporal y Específico.

Este método alcanzó mucha popularidad en la década de los ’90 y aún hoy en día muchos de los otros métodos existentes se basan en estos principios. Por algo será.

La característica principal de este método es que trata de convertir el objetivo en algo medible.

Y es que cuando tenemos un objetivo en el pensamiento tiende a quedarse ahí, flotando entre otras muchas ideas, deseos y aspiraciones pero cuando lo bajamos a la tierra y lo especificamos definiendo qué es lo que queremos exactamente, para cuando debemos tenerlo y cómo vamos a saber que lo hemos conseguido, la cosa cambia.

Retomando los ejemplos anteriores, observad como cambiarían los objetivos:

• Quiero haber bajado 5 Kg para finales de Junio.

• Quiero disponer de 3.000€ ahorrados antes de que acabe el año.

• Quiero viajar a Praga durante el mes de Agosto y a Argentina en Noviembre.

¿Os parece que con esta formulación sería más fácil cumplirlos?

Hay muchas otras variables que influyen en la consecución del objetivo pero hacerlo específico y medible es el primer paso para aumentar significativamente nuestras posibilidades de éxito.

Todavía se podría y debería especificar más. De hecho, esto sólo es el primero de una serie pasos que nos ayudarán a cumplir aquello que nos propongamos.

Si esta información te ha parecido útil tal vez te podría interesar profundizar más en uno de los dos cursos sobre logros de objetivos que ofrecemos en Formación Emocional.

En ellos proponemos distintas técnicas, las discutimos y las ponemos a prueba todos juntos para asegurarnos de que nos sean útiles.

Infórmate del precio del Taller Logro de Objetivos y reserva tu plaza aquí

Nacho Téllez

de Formaccionate

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.