El Tai Chi, ideal para los ancianos

Algo mágico debe tener el Tai Chi, y es que pocas prácticas pueden presumir de formar parte del Patrimonio Cultural de la Humanidad. Con la práctica de esta disciplina no se ganan unas olimpiadas, pero sus movimientos suaves traen importantes beneficios para la salud. Aunque puede practicarlo cualquier persona, tanto niños como adultos, son los ancianos quienes encuentran en el Tai Chi los mayores efectos saludables.

Beneficios del Tai chi

Lo que tiene de positivo el Tai Chi es que sus movimientos suaves resultan aptos para todas las personas y no posee ningún efecto secundario ni contraindicaciones por enfermedad.

Esta disciplina ayuda a mejorar el equilibrio del cuerpo, una condición que se debilita mucho en las personas mayores. Gozar de buen equilibrio evita las caídas, muy propias de la tercera edad. Además, estos ejercicios mejoran la masa ósea y ayudan a controlar los problemas derivados de la artritis.

Mejor respiración y mayor relajación

En la práctica de este arte marcial, no solo es importante el movimiento sino también controlar la respiración. Con una respiración más lenta, suave y profunda, todos los músculos se relajan y la mente queda en calma. Con el tiempo, el practicante —incluso aquellas personas que no han realizado ejercicio en su vida— puede lograr unos movimientos gráciles y fluidos, al tiempo que en su vida diaria se mantiene más relajado, más alerta y más sereno.

Por otro lado, los más ancianos pueden hacer Tai Chi con el fin de tonificar los músculos de su cuerpo e incluso, después de una práctica prolongada, recuperar parte de la elasticidad muscular perdida con la vejez. El único techo viene dado por las limitaciones físicas y lesiones que previamente haya sufrido el practicante. Por supuesto, mientras más sana esté una persona al momento de comenzar la práctica de esta disciplina, esta se conservará en un mejor estado de salud al llegar a la vejez.

Tai Chi: Pura sencillez

La sencillez del Tai Chi hace de él un ejercicio aceptado incluso por quienes son más remolones a la hora de hacer deporte, pues no hay movimientos de alto impacto o que requieran de un gran esfuerzo físico.

Esta práctica milenaria, el Tai Chi, es ideal para que los ancianos se mantengan en perfecta forma.

Más Terápias Alternativas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.