Conceptos básicos de la homeopatía para legos

Llevamos mucho tiempo escuchando hablar de los beneficios de la homeopatía. Sin embargo más allá de las múltiples virtudes que se le atribuye, poco conocemos de este método terapéutico que parece tener tanta historia detrás de su nombre.

Para que sepas a lo que te estás enfrentando si decides asistir a aplicarte una terapia homeopática, y para que sepas si está hecha para ti o no esta técnica, te mostramos los conceptos básicos de la homeopatía para legos.

Contradicciones y experimentación en el origen de la homeopatía

Sabemos que los medicamentos están hechos por plantas y elementos procedentes de la naturaleza que, aplicados en diversas dosis, provocan efectos en nuestra salud. Estos efectos pueden ser tanto buenos como malos. Está mundialmente probada y admitida la similitud entre los efectos tóxicos y terapéuticos de los medicamentos. Y en relación a estos dos efectos, los médicos y científicos trabajan para mejorar los tratamientos y curar diferentes enfermedades.

Debido al peligro que, en dosis elevadas podrían llegar a tener los medicamentos, en el siglo XVIII, en la Universidad de Viena, en plena era modernista, los doctores decidieron estudiar los efectos que tendrían las sustancias medicinales si se aplicaban en dosis mínimas. Fueron los doctores Stoerck y Samuel Hahnemann los primeros en trabajar con el concepto de homeopatía.

La homeopatía cayó en desuso porque sus efectos eran más lentos que otros fármacos más potentes nacidos de otras disciplinas médicas como la química molecular.

El auge recuperado hoy de la medicina homeopática se debe precisamente a la nueva visión relacionada con la salud del hombre que defiende unos tratamientos menos agresivos para su salud. Y es que, si bien, en personas sanas un medicamento en dosis elevadas puede provocarle patologías diversas en forma de efectos secundarios, por el contrario, las dosis pequeñas de medicamentos, en pacientes enfermos, sí que puede resultarles curativos.

Así pues, las prisas que se buscaban con la medicina más activa y los principios más potentes que podrían resultar dañino al organismo, hoy han dejado el paso a la búsqueda de la curación con tratamientos más naturales que, aunque puedan ser más lentos en sus efectos, sí que garantizan a la larga una mejoría sin resultar dañinos.

Cada paciente un medicamento

La homeopatía contempla una medicina más personalizada que se aplica una vez estudiado en profundidad al paciente y sus características. A menudo, la homeopatía se aplica como complemento para equilibrar el organismo de los desajustes que el tratamiento convencional pudiera ocasionar al paciente.

La homeopatía es usar el medicamento en su estado más puro y por ello más natural y menos dañino para la salud. Sus partidarios defienden que sus efectos sean lentos, y asegu

Más Terápias Alternativas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.