¿Cómo hacer masajes con piedras calientes?

Uno de los tratamientos más solicitados en los spa y centros de estética actualmente, son los masajes con piedras volcánicas. No obstante, no se trata de una tendencia nueva, dado que esta tradición se remonta a viejos tiempos, en los cuales las culturas indígenas y orientales aprovechaban las bondades estéticas y medicinales de las mismas.

Las técnicas de masaje en combinación con las piedras calientes alivian las tensiones musculares y el dolor, liberan las toxinas y mejoran la circulación. Para quienes tienen artritis, artrosis, dolor de espalda y están en tratamiento por estrés e insomnio, esta práctica es la recomendada por muchos terapeutas.

Calienta las piedras

Sumerge las piedras en agua caliente hasta que tomen una temperatura cómoda para poder realizar el masaje. Es aconsejable usar piedras planas, lisas y suaves, generalmente las de basalto, dado que retiene el calor mucho mejor. Estas pueden ser de tamaños diferentes, según la zona del cuerpo en donde serán ubicadas.

Es muy importante tener en cuenta el nivel de tolerancia al calor que tiene cada persona; por ello, quien reciba el masaje deberá indicar si las piedras están muy calientes, ya que afectaría la calidad del masaje.

Coloca las piedras

Humecta la piel con aceites especiales para facilitar el desplazamiento de las piedras calientes. Coloca las piedras en los puntos de acupresión para liberar el flujo de energía y ayudar a la auto sanación del cuerpo. Los lugares más habituales son la espalda, los brazos, los tendones, las palmas de las manos y los pies.

Dejar actuar

Deja que actúen durante un buen tiempo para que el calor penetre en los tejidos y en los músculos. Una vez transcurrido el tiempo, puedes masajear los puntos tensos, moviendo las piedras y haciendo presión con las mismas suavemente.

Complementa la sesión

Esta sesión puede ser complementada con masaje de tejido profundo o masaje sueco. Además, puedes alternar frío y calor para aliviar las inflamaciones y a su vez, tonificar la piel.

Más Terápias Alternativas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.