Electroestetica en tratamientos de belleza

Electroestetica en tratamientos de belleza

La electroestética es la aplicación de cargas eléctricas de carácter positivo y negativo (iones) en una persona con el objetivo de mejorar su apariencia física. Este tipo de metodología ha experimentado un gran cambio y crecimiento en los últimos años en el campo de la estética, sobre todo gracias a la aplicación de nuevas tecnologías y avances en la investigación. De todas formas, todavía es el gran desconocido dentro de las ciencias estéticas, y los profesionales no poseen unos criterios muy definidos a la hora de aplicarla ni de su complicada aparatología.

Por eso, es importante que el profesional medico-estético tenga presente tanto los pros como los contras de aplicar esta tecnología. Si tenemos en cuenta sus ventajas y se dispone de toda la información necesaria, sin duda es una gran ayuda en la consecución de los objetivos estéticos, ya que supone un gran aporte de oxigeno a los tejidos, acelerando la eliminación de los productos de deshecho que se generan en el catabolismo celular; esta función ayuda en gran medida a retrasar el envejecimiento. Asimismo, gracias a la producción de oxigeno también aumenta el ritmo de la circulación sanguínea y la permeabilidad de las membranas celulares, lo cual permite una mayor reabsorción de los líquidos retenidos, lo que se deriva en una disminución del peso y del volumen corporal. De igual modo, otros beneficios que la electroestética tiene sobre el organismo son por ejemplo el aumento térmico del mismo, que genera más secreción glandular. También actúa sobre los nervios sensitivos, proporcionando un efecto analgésico y sedante; proporciona una mayor tonicidad muscular (que se utiliza para luchar contra la flacidez) y aumenta la movilidad a nivel general.

Son muchas sus aplicaciones, como se ha indicado anteriormente. Principalmente se aplica por medio de la gimnasia pasiva, que se destina para combatir la celulitis y también para acelerar el metabolismo. Es muy útil para procesos de adelgazamiento (evitando el descolgamiento muscular) y en tratamientos post- parto, para recuperar la tonicidad. También se recomienda a las personas que padecen pesadez en las piernas, ya que se activa la circulación y el problema se mejora considerablemente. La electroestética se utiliza también sobre todo para tratamientos faciales de limpieza (peelings) y como atenuante de las líneas de expresión. Para ello se utilizan diferentes tipos de técnicas o corrientes eléctricas que, combinadas con determinados productos químicos, consiguen penetrar mejor en la piel y realizar el tratamiento de renovación celular en mayor profundidad. Como ejemplo podemos citar la iontoforesis, que consiste en el aprovechamiento de una determinada corriente eléctrica (galvánica) para introducir determinadas sustancias en el interior del organismo, que suele tratarse de una solución ionizada que permite el intercambio celular. La zona a tratar debe estar completamente limpia y desinfectada y se aplica mediante placas. Además, este tipo de terapia es muy conveniente también para la lucha contra las estrías. Otra corriente a aplicar es la electrolisis, proceso por el cual se destruyen determinados tejidos sobrantes aprovechando la acción cáustica y química de la corriente galvánica. Por ultimo, el ultrasonido, que produce compresiones y dilataciones en los tejidos según la frecuencia elegida, lo cual facilita el transito y la expulsión de las grasas acumuladas.

Comprar Crema Diamond Essence 50ml al mejor precio: 29.67€

Compártelo
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Más Terápias Alternativas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>